Piso Estancia Temporal

El piso psico- educativo para el disfrute de permisos de salida penitenciarios y estancias temporales para personas presas abre sus puertas en el año 2008.

El piso de larga estancia nos permitió constatar dos realidades:

– Las personas presas que no disponían de un hogar donde poder disfrutar de permisos de salida penitenciaria veían denegadas sus solicitudes de permiso. Este hecho  dificultaba enormemente el acceso de estas persona al tercer grado y a la libertad condicional retrasando así su acceso a mayores cotas de libertad.

– Había personas con condenas cortas de prisión o a las que el paso por prisión no había mermado sus habilidades que necesitaban de un pequeño apoyo para poder retomar su autonomía plena y unas condiciones de vida digna en libertad.

El piso de permisos y estancias temporales trata de servir a esta personas para poder salir de permisos y reducir su estancia en prisión y/o ejercer de trampolín para volver a retomar la autonomía tras su paso por la cárcel.

Objetivos generales:

1. de carácter residencial, proporcionando un domicilio a aquellas personas presas que por sus circunstancias socio-personales carecen del mismo y garantizando un alojamiento digno, seguro y estable.

2. el acogimiento del usuario por parte de la Asociación, orientando y acompañando en un proyecto de vida normalizado que sirva para el desarrollo pro social.

Objetivos específicos

Los objetivos específicos serán individualizados para las personas usuarias, atendiendo a los siguientes aspectos: salud, situación penal-penitenciaria, formación educativa y capacitación laboral, orientación e incorporación laboral, incorporación social, dificultades personales y psicológicas, habilidades sociales y todas aquellas necesidades individualizadas del usuario. La intervención y el seguimiento del proceso del usuario se lleva a cabo por parte de las trabajadoras del piso de acogida.

Funcionamiento

A nivel interno, el piso cuenta con una coordinadora, que será quien haga las entrevistas en prisión para la valoración de la idoneidad del recurso, quien hará la acogida al mismo junto con las 2 educadoras, y quien coordinara a estas. Ellas serán las encargadas de la labor de intervención en el piso, realizando las tareas de acompañamiento en la búsqueda de empleo, tareas administrativas, medicas o lo que sea necesario en cada caso ya que trabajaran planteando un programa individual con cada persona y con acuerdo previo entre ambas partes, ya que además firmaremos un contrato social donde la asociación se compromete a apoyar en lo necesario y los usuarios a cumplir las normas básicas del piso… Todo esto se traslada al equipo de trabajo, donde se toman las decisiones que trascienden en la vida del piso. Por ello, es tan importante para nosotros el compromiso y la confianza mutua señalada, sin ellos, no es posible el trabajo integral que se pretende.

El piso no representa un mero alojamiento donde disfrutar de un periodo de libertad, que también, sino que pretende ser un lugar donde emprender un camino hacia unas metas de normalización vital, un lugar donde buscar un empleo sabiendo que tienes casa y apoyo, donde apoyarte en los problemas que puedan surgir y donde emprender el objetivo de emancipación lo más asegurado posible. El buen uso de estas características será determinante para la estancia en el recurso.

Condiciones y características de las personas a las que está destinado el recurso

a) Estar en condiciones de disfrutar de un permiso penitenciario, tercer grado, libertad condicional o medida de seguridad (medida alternativa a prisión).
b) Respetar las normas de conducta impuestas, en su caso, por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y el Servicio Social Penitenciario, así como las del propio piso.
c) Ausencia de consumo actual de Tóxicos y/o en tratamiento de deshabituación. En este caso, la estancia en el piso se acompañara del tratamiento ambulatorio que sea necesario.
d) Encontrarse en situación de riesgo social:

* Estancias frecuentes y/o prolongadas en prisión,
* Ausencia de apoyo familiar, bien por no haber tenido este vínculo o haberlo perdido durante el tiempo que han permanecido en prisión,
* Ausencia de vivienda y/o dificultad para acceder a la misma,
* Sin recursos económicos,

e) Tener un compromiso claro de incorporación social.

Forma de acceso

• Derivaciones de Departamento de Trabajo Social de Prisió n (previa instancia del interesado), derivaciones del Sistema Social Penitenciario externo o de otros organismos que trabajan en prisió n; SARE, A cubierto, Zuria, Cá ritas…
• Entrevistas de Acogida con Coordinadora del Proyecto que realizará junto al resto del equipo una valoración para la posible admisió n al recurso. Es muy importante para nosotros el compromiso y la confianza mutua.

En el año 2012, como consecuencia de la política de recortes del Gobierno de Navarra, la subvención que recibíamos para mantener ambos pisos de acogida se vio fuertemente reducida lo que nos obligo a cerrar el piso de larga estancia y a reformular este proyecto para seguir atendiendo al mayor número de personas posibles.

El nuevo programa de piso de acogida cuenta con 6 plazas, 2 de ellas destinadas al disfrute de permisos de salida y 4 para estancias temporales. Los objetivos y el funcionamiento continúan siendo, básicamente, los descritos hasta ahora.

En el siguiente enlace podéis acceder al proyecto elaborado para el año 2014:

Proyecto Piso de Acogida 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.